27 de diciembre de 2017

Los tribunales dan la razón a CNT y condenan al Ayuntamiento de Adra por discriminación salarial de las limpiadoras municipales



El Juzgado de lo Social nº 3 de Almería ha estimado la demanda interpuesta por la asesoría jurídica de CNT por lesión de derechos fundamentales al existir, como ha quedado acreditado en la sentencia, una discriminación salarial por razón de género que afecta a las limpiadoras municipales.

Este colectivo, dedicado a la limpieza de edificios de competencia municipal, viene   percibiendo en sus retribuciones, una cuantía mucho menor en el complemento específico, uno de los  cuatro complementos salariales en los que se compone la nómina del personal laboral del consistorio si se comparan, con las retribuciones de los peones, categoría profesional con la que comparten el mismo grupo y nivel. Con esta práctica retributiva, como acredita la sentencia, el Ayuntamiento habría estado vulnerando tanto el art 6.2 de la la Ley Orgánica 3/2017 de igualdad efectiva entre hombre y mujeres así, como, el art 14 de la Carta Magna al existir una discriminación salarial por razón de género.

El fallo judicial es contundente: “declara la nulidad radical de la actuación del Ayuntamiento de Adra, y se ordena el cese inmediato de la actuación contraria a derechos fundamentales” lo que supone en la práctica, una subida salarial de 85,05 € mensuales para cada una de las 14 pagas incluidas las dos pagas extraordinarias.
Por otra parte, la sentencia, deja vía libre para la reclamación de las diferencias salariales entre lo cobrado y lo que se debió cobrar, que proceden hasta un año atrás por procedimiento ordinario. Una materia, en la que la asesoría jurídica de CNT ya está trabajando. También establece también una indemnización para cada una de las 13 trabajadoras demandantes de 6.251 € según las cantidades establecidas en la Ley 5/2000 de Infracciones en el Orden Social. Una cantidad menor a la solicitada inicialmente en la demanda presentada por la central anarcosindicalista ya que,  según la sentencia, no procede atribuir al Ayuntamiento de Adra, el periodo en el que este servicio estuvo  privatizado. No obstante, la cantidad señalada por el juzgado satisface plenamente, la demanda de las trabajadoras.

Llama la atención, en los fundamentos de derecho de la sentencia, la “reprimenda” que el magistrado realiza de la defensa procesal realizada por el al Ayuntamiento de Adra con expresiones como “actitud procesal obstaculizadora” o “táctica torticera del ente demandado” expresiones utilizadas para describir la actitud del consistorio abderitano al no aportar la documentación requerida en tiempo y forma por los letrados de CNT para demostrar la discriminación salarial alegada.

Como valoración final, en CNT, consideramos que el Ayuntamiento de Adra tiene una oportunidad de oro para conciliarse con la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el ámbito laboral.  Esta sentencia, pone en solfa el discurso institucional que, sobre igualdad de género en el ámbito laboral ha mantenido el Ayuntamiento de Adra cuando ha sido interpelado en los últimos meses por esta cuestión evidenciando, ahora con sentencia de por medio, que praxis y discurso, iban por caminos divergentes. No obstante, reiteramos que el consistorio abderitano tiene una ocasión única para corregir de una vez,  la discriminación salarial de las limpiadoras municipales, acatando la sentencia, asumiendo los errores propios y los  heredados por anteriores equipos de gobierno y, en ningún caso,  como ha ocurrido en otros litigios laborales con la sección sindical de CNT, utilizar la  estrategia de echar balones fuera,  presentando recursos  con la finalidad de dilatar en el tiempo, unos procesos  judiciales que al final, además del coste para las arcas municipales, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía termina desestimando.

  

19 de diciembre de 2017

El local de la CNT acoje la presentación del libro "El Infierno y sus Puertas"

El investigador Pepe Sedano reivindica con este libro la memoria de los republicanos españoles en los campos de concentración nazis

Que mejor lugar que en el local de la CNT para presentar el libro «El Infierno y sus puertas» del investigador virgitano Pepe Sedano. Un libro que, viene a reivindicar, la memoria de los deportados españoles en los campos de concentración nazis. Un viaje a nuestra historia reciente de la mano de dos personajes: Amadeo Sinca, anarcosindicalista, miembro de la mítica «columna Durruti» y, como tantos miles de compatriotas, «huésped» obligado de los campos de concentración nazis; el otro, Dante Alighieri, el escritor renacentista que muchos siglos antes se quedó corto describiendo el infierno en «La Divina Comedia». De una forma original, estos dos personajes, junto al autor, establecen un diálogo que saca a la palestra el drama de los exiliados republicanos, los «spanisch» para los que los nazis, crearon otra categoría más en la infamia. Si en los campos de concentración el triángulo rojo señalaba al prisionero político, el azul de los apátridas se creo ad hoc para los españoles. "No hay españoles fuera de España" era la consigna de las autoridades franquistas para despojar de todo menos de la dignidad, porque no pudieron, a sus adversarios políticos. No lo decimos gratuitamente. Acciones como la de Francesc Boix, prisionero en Mauthausen, que fue guardando los negativos de las fotos que los nazis hacían de sus barbaridades y que posteriormente, se utilizarían en los juicios de Núremberg o la imagen icónica de la liberación de este campo en mayo de 1945 con una enorme pancarta desplegada en la puerta principal con la leyenda: «Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas libertadoras» es una muestra de que la organización y la resistencia de estos combatientes, estuvo presente en las condiciones más adversas que nos podamos imaginar.

Este libro, que no nace caprichosamente, se basa en una labor de investigación que Pepe Sedano, sin saberlo entonces, inició hace muchísimos años, en su infancia, quizás en la peluquería de su tío, ojeando los fascículos sobre la II Guerra Mundial del ABC donde los únicos españoles que aparecían eran los voluntarios de la División Azul. Con el tiempo, averiguó que había otros compatriotas, otra historia oculta detrás de la propaganda del régimen. Por Mauthausen pasaron miles de españoles, también un nutrido grupo de almerienses, 252 para ser más exactos, incluidos varios paisanos suyos. Esta fue el acicate que llevo a Pepe Sedano a contactar de forma epistolar con cientos de ellos en la década de los 80 del siglo pasado. Cartas en inglés, alemán, francés, polaco lo ponían sobre la pista de cientos de deportados principalmente, residentes en Francia, otros, habían tímidamente, retornado a España. Su perseverancia le permitió ir estableciendo una relación que en muchos casos, trascendió la siempre cortés relación epistolar como en el caso de uno de los personajes de este libro... Amadeo Sinca. Esto le permitió ir recopilando una rica documentación hasta configurar, 30 años después de lo que le hubiera gustado al propio autor, un libro que viene a reivindicar la memoria y la dignidad de los deportados españoles que en este país, tanto echamos en falta.

30 de noviembre de 2017

CNT denuncia al Ayuntamiento de Adra por hacer caso omiso de las sentencias del TSJA e incumplir los acuerdos del SERCLA

Estos acuerdos se firmaron para regular el tiempo de trabajo de las limpiadoras fijas discontinuas

La sección sindical de CNT en el Ayuntamiento de Adra  ha  denunciado ante la Inspección de Trabajo la actitud antisindical del consistorio que está aplazando indefinidamente, el calendario de reuniones que se  establecieron  en el  acuerdo del SERCLA del 26 de septiembre de 2011 entre la propia  sección sindical de CNT y el Ayuntamiento de Adra a través de la  concejalía de personal. El acuerdo contiene  el compromiso de revisar anualmente,  los meses de trabajo de las limpiadoras fijas discontinuas. Un acuerdo que permitió  la desconvocatoria de medidas de conflicto colectivo por modificación sustancial de las condiciones de trabajo de este personal que se encarga fundamentalmente, de la limpieza de los colegios públicos  de educación primaria durante el curso escolar. 

Este pacto, obliga al Ayuntamiento de Adra, a revisar anualmente, tanto el calendario de trabajo como los turnos  de las limpiadoras  fijas discontinuas con la central anarcosindicalista, un personal que está siendo maltratado laboralmente por el consistorio, como demuestra el reciente  litigio por discriminación salarial  que aún está pendiente de resolución judicial. A esto se suma la falta de personal y la consecuente carga de trabajo para una plantilla con una media de edad muy elevada etc.

La obstrucción al control sindical en las materias reguladas en este pacto, no solo se queda en el aplazamiento sine die de las reuniones establecidas, que debieron producirse en julio de este año,  sino que también  se produce con  la negativa del consistorio, de facilitar a la sección sindical de CNT,  información relacionadas con el seguimiento de este acuerdo como estadísticas sobre bajas, absentismo, jubilaciones etc. Este derecho ya fue avalado por la sala de lo social del Trib la entrega inmediata de una copia básica de los contratos  de estas trabajadoras que en aquél momento se solicitaban. Una información que es relevante para planificar las reuniones y poder proponer con criterio, un aumento de los meses de trabajo acorde con las necesidades del servicio. Para CNT resulta inadmisible que de forma sistemática el ayuntamiento haya recurrido a la vía de la unilateralidad para, al margen del acuerdo suscrito,  decidir cuestiones relacionadas con el tiempo de trabajo de este colectivo de trabajadoras.
unal Superior de Justicia de Andalucía, que en la resolución del recurso de Suplicación presentado por CNT, ordenó al Ayuntamiento de Adra,

La indignación que nos produce  el desdén y la falta de celeridad con el que la concejalía de personal está abordando esta cuestión, hace que estas trabajadoras estén planteando acciones jurídicas y sindicales más contundentes  como la convocatoria de una huelga parcial en la limpieza de colegios y edificios de competencia municipal. Para CNT es un deber y una obligación hacer cumplir los  acuerdos alcanzados y por lo tanto, no vamos a escatimar en emplear los recursos que puedan proporcionarnos tanto la  acción sindical como la jurídica para solventar satisfactoriamente para los intereses de nuestras afiliadas, el conflicto laboral suscitado.