24 de marzo de 2018

El 8 de marzo CNT recordó que en el Ayuntamiento de Adra hay discriminación salarial por cuestión de género


 La huelga general se siente entre el colectivo de limpiadoras

La central anarcosindicalista CNT ha vuelto a señalar durante la jornada de huelga general feminista convocada este 8 de Marzo, al Ayuntamiento de Adra al que califica como campeón de la discriminación salarial por cuestión de género. No es un galardón injustificado, el consistorio abderitano ya tiene una sentencia por este motivo, concretamente por discriminación salarial indirecta por cuestión de género que afecta a las limpiadoras municipales. Una sentencia, en primera instancia, que condenó al ayuntamiento a indemnizarlas con 6.251 € y a subirles el sueldo al quedar  acreditado que las limpiadoras municipales perciben unos 80 euros menos en comparación  con el  personal laboral masculino de la plantilla que está adscrito al mismo grupo y desempeñando unas  funciones profesionales  análogas.
 
Desde CNT nos suenan hipócritas las declaraciones institucionales sobre el día de la mujer trabajadora que parten desde el Equipo de Gobierno del PP abderitano  cuando este, arrastra una sentencia tan contundente como esta. Un fallo judicial que han preferido recurrir para echar balones fuera y dilatar el cumplimiento de la misma. Es el mismo modus operandi que han hecho con otros conflictos laborales mantenidos con esta sección sindical de CNT que han terminado perdiendo en instancias superiores.
 
Y es que la brecha salarial no solo está arraigada en el sector privado. El caso del Ayuntamiento de Adra es un ejemplo de que esta problemática incide también en la administración pública, en este caso la local.  El trabajo de cuidados o limpieza, que tradicionalmente ha sido  asignado a las mujeres, está peor valorado social y económicamente. Las nóminas de las limpiadoras municipales, con los salarios más bajos de todo el personal laboral son una
prueba palpable de esta discriminación salarial que hemos venido denunciando por lo que ellas, afrontan tranquilas, la resolución del recurso.
 
Con el seguimiento de la convocatoria de huelga en el turno de tarde, las limpiadoras afiliadas a la sección sindical de CNT han secundado la huelga general de 24 horas que la central anarcosindicalista había convocado para la jornada del 8 de marzo; una huelga a la que también, se han sumado otros compañeros de trabajo que han querido estar solidariamente en esta lucha.



Croniquilla de la presentación del libro "Madre anoche en las trincheras"

Fue emocionante la presentación de «Madre anoche en las trincheras» el nuevo libro de Fran Martín. El autor tuvo la amabilidad de aceptar la invitación de CNT y acercarse hasta nuestro local para hablarnos de este libro. A través de la correspondencia de los hermanos Corral Martínez, combatientes republicanos, este profesor de Geografía e Historia, reconstruye el periplo por el frente de estos combatientes. Una historia que empezó a hilvanarse de forma fortuita, cuando casualmente, estas 36 cartas llegaron a sus manos. Unas cartas que pudimos ojear y palpar durante la charla. Con una caligrafía forjada en la escuela rural de «las Casillas», una pedanía de Serón. Un pueblo que se vio sorprendido, como tantas poblaciones, por el golpe militar. Pronto los vecinos reaccionaron formando un «comité revolucionario» para satisfacer las expectativas de cambio y paliar las penurias que habían padecido hasta la época. 


Pero este libro, pone más el acento en el aspecto humano que en el político. Del esfuerzo de un maestro rural por instruir a los muchachos de un pueblo de interior de aquella época y de esa especie de cordón umbilical, en forma de cartas, que la «camarada» Carmen Martínez Cano, otra de las protagonistas de este relato, como tantas madres coraje marcadas por la tragedia, recibe periódicamente de sus vástagos. La era de las Casillas se transformará en una improvisada plaza, el centro neurálgico de las comunicaciones, donde el diligente funcionario de correos voceará periódicamente: ¡Cartas del frente! ¡Cartas del frente! La derrota, al final, vino a traer más incertidumbre a estos desheredados. La posguerra, será tan inmisericorde como la propia contienda para los vencidos. Pero esta parte de la historia, la tendrán que descubrir, como apuntó el propio autor, los lectores y lectoras del libro.

13 de marzo de 2018

CNT protesta contra la precariedad laboral de los accidentes de trabajo en Almería

La central anarcosindicalista CNT ha  protestado ante la Subdelegación del Gobierno en Almería  para escenificar la preocupación por el incremento de los accidentes laborales. Una lacra en el mercado de trabajo que  desde el año 2013 presenta una evolución ascendente con una media que ronda casi los dos fallecidos al día. Una dramática estadística que  incide  particularmente  en nuestra provincia. En el trascurso del año pasado, 20 trabajadores, perdieron la vida en accidentes laborales en Almería, unas cifras que sitúan nuestra provincia a la cabeza de la siniestralidad laboral en Andalucía.

Para CNT, este incremento está íntimamente relacionado con la precariedad del mercado de trabajo, una precariedad buscada con las sucesivas reformas laborales que han contribuido a desequilibrar  un grado más,  las ya de por sí, desiguales relaciones entre trabajadores y empresarios. Las propias estadísticas del Ministerio de Trabajo lo indican: el número de accidentes laborales en el que se ven involucrados trabajadores y trabajadoras con contratos temporales son porcentualmente, mucho más elevados que el de los trabajadores con contrato indefinido.
 
La falta de estabilidad en el empleo provoca que los trabajadores renuncien al despliegue de actitudes reivindicativas en general y, particularmente, en cuestiones de seguridad y salud asumiendo situaciones de riesgo que terminan pasando factura.  Los cursos de prevención de riesgos laborales para la legión de trabajadores precarios, de los que se nutren las empresas, se han convertido en un trámite burocrático que se despacha sobre el papel con la rúbrica justificativa de asistencia a un cursillo inexistente en el que la temporalidad, a veces de días, invalida cualquier forma de denuncia u organización sindical.   Lo mismo ocurre  cuando no se adoptan medidas colectivas de seguridad o no se provee a las plantillas de los EPIS necesarios o la empresa carece del plan de prevención de riesgos laborales. Si los trabajadores sienten cuestionada su estabilidad en el empleo,  ni exigen estos, ni otros derechos. Esta situación, no es si no, una variable dentro del contexto que precisamente,  la política laboral del Gobierno ha  buscado con ahínco; la subordinación,  un peldaños más, de los intereses de la clase trabajadora  al poder económico. En el ámbito concreto de la siniestralidad laboral, con unas consecuencias dramáticas.
 
En la central anarcosindicalista CNT, entendemos que para minimizar las causas de los accidentes de trabajo no basta con una legislación específica avanzada en materia de prevención de riesgos laborales si como ocurre, hay otros factores que fomentan y amparan la precariedad en la legislación laboral actual: la subcontratación o externalización de servicios, la excesiva oferta de modalidades de contratación temporal que sin consecuencias severas, se emplean por muchas empresas de forma fraudulenta o, el abaratamiento de los costes de despido para el personal indefinido por una doble vertiente: ampliando las causas del despido objetivo, con solo 20 días de indemnización por año trabajado y por otro lado, abaratando las del despido improcedente. Todos estos elementos  generan precisamente, las bases de la inseguridad en el empleo sobre las que se asienta los alarmantes índices de siniestralidad laboral que padecemos. 

El Gobierno, tampoco facilita recursos suficientes para que la Inspección de Trabajo, cumpla eficazmente su  función de control  en materia de prevención de riesgos laborales y de la legislación laboral en general.  La Inspección de Trabajo cuenta con una plantilla aproximada de unos 2000  efectivos entre inspectores y subinspectores de trabajo unas cifras,  por debajo de la ratio de otros países de nuestro entorno.  En Almería, hay menos inspectores de trabajo que hace dos años. Tampoco se facilitan herramientas legislativas útiles, para detectar un tipo  de fraude bastante extendido...  El control horario. La ley no obliga a las empresas a registrar a diario la jornada de trabajo lo que equivale a dejar una puerta abierta  al fraude tanto para la Seguridad Social,  con miles de horas extras al año que dejan de abonarse en las nóminas de los trabajadores como, por el limbo legal que aprovechan muchas empresas, para prolongar la jornada laboral  en vez de optar por  la contratación de más personal. Esto,  incide también en la salud y en los índices de siniestralidad laboral. El aumento de los  accidentes in intinere, o los infartos o ictus en los centros de trabajo son un síntoma inequívoco del sobreesfuerzo y del estrés provocado por jornadas laborales propias de otro siglo.
 
Desde CNT, y ante las estadísticas poco alentadoras que sobre la siniestralidad laboral que se vienen produciendo en los últimos años, hemos querido trasladar a la Subdelegación del Gobierno nuestra inquietud por el  aumento de los accidentes de trabajo y hemos exigido el incremento del número de Inspectores de Trabajo en general y, particularmente,  la ampliación de la plantilla de los destinados en la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Almería. También demandamos medidas legislativas urgentes para un adecuado control del horario de la jornada laboral como reclaman las propias organizaciones progresistas de Inspectores de Trabajo. Además, exigimos un cambio de la vigente reforma laboral  que revierta la precariedad en el empleo, una precariedad, que para los intereses de clase de los trabajadores y trabajadoras de este país, está siendo nefasta.