12 de agosto de 2009

LA JUSTICIA CONDENA POR PARTIDA DOBLE AL AYUNTAMIENTO DE ADRA POR DESPIDO IMPROCEDENTE

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y el Juzgado de lo Social nº 1 de Almería dan la razón a las dos trabajadoras despedidas de la emisora municipal de Adra

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha declarado improcedente el despido de la trabajadora de la emisora municipal de Adra, cuyo juicio se perdió en el Juzgado de los Social nº 4 de Almería. CNT recurrió la sentencia y finalmente, tal y como esperábamos, la máxima instancia judicial de Andalucía ha dado la razón a la trabajadora, y ha condenando al Ayuntamiento a su readmisión en las mismas condiciones que tenía cuando fue despedida o una indemnización de cuarenta y cinco días por año de servicio, y a los salarios de tramitación, que suman unos 16.000 euros en total, que el equipo de Gobierno de Carmen Crespo ya ha anunciado que va a pagar, con el dinero de todos los abderitanos, ya que no está dispuesto a readmitir a la trabajadora.



En el caso de la otra trabajadora despedida también en septiembre del pasado año, fue el Juzgado de los Social nº 1 de Almería, el que declaraba la improcedencia del despido condenando al Ayuntamiento de Adra a readmitirla o a indemnizarla con 6.377 euros, más los salarios dejados de percibir, desde la fecha del despido hasta la notificación de la sentencia. Es decir unos 12.000 euros. El Ayuntamiento de Adra lejos de enmendar el despido y readmitir a la trabajadora, ha optado también por destinar dinero público a la destrucción de empleo. En este caso el Ayuntamiento anunció recurso al Tribual Superior de Justicia de Andalucía, que finalmente no se ha formalizado. Entendemos que por considerar claramente improbable que dicho recurso pudiera salir adelante, ya que era un claro ejemplo de despido improcedente que no dejaba lugar a dudas.

Con las dos sentencias ya en la mano, y una vez reconocidos los despidos improcedentes por la Justicia, CNT pide públicamente la dimisión del concejal de Personal del Ayuntamiento de Adra, Juan Antonio Piqueras, quien aseguró en los medios de comunicación en el transcurso de este conflicto laboral, que dimitiría si se demostraba que había habido despidos en el consistorio abderitano.

Para CNT los políticos deberían de responsabilizarse de sus actos y las indemnizaciones y los salarios de tramitación que el Ayuntamiento de Adra tiene que pagar a estas trabajadoras, los debería de pagar el Concejal de Personal de su bolsillo y no escurrir el bulto para que el dinero de todos los abderitanos se emplee para destruir puestos de trabajo del personal que ‘no le baila el agua’ al equipo de gobierno.

Estas dos sentencias, la del Juzgado de los Social número 1 de Almería y la del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, vienen a sancionar legalmente lo que CNT ha venido denunciando de forma pública desde un principio, y pone en evidencia el cinismo y la hipocresía del equipo de gobierno del PP de Adra, encabezado por su alcaldesa, Carmen Crespo.

Mientras la señora alcaldesa y sus concejales se manifestaban en movilizaciones convocadas por el Partido Popular para la defensa del empleo, lejos de practicar con el ejemplo, dejaban en la calle a estas dos trabajadoras a las que intentaron engañar desde un principio, ofreciéndoles la opción de hacerse autónomas para no quedarse en la calle, para después deshacerse de ellas. Dos trabajadoras de la emisora municipal de Adra, que no están en la calle y sin empleo por la crisis económica, ni por no cumplir correctamente con su trabajo del que nunca había habido quejas, sino por reivindicar los derechos recogidos en el Convenio Colectivo del Ayuntamiento de Adra y por hacerles saber a sus superiores su malestar ante determinadas actitudes poco ‘tolerantes’, según han manifestado.


Desde un principio, CNT le mostró al Ayuntamiento de Adra su intención de sentarse a negociar para llegar a una solución en este conflicto laboral, pero en lugar de aceptar el diálogo con este sindicato, del que son afiliadas ambas trabajadoras, optó por amedrentarlas para que no siguieran adelante con la demanda judicial. De esta forma, el equipo de gobierno de Carmen Crespo, ha puesto de manifiesto su nula capacidad de diálogo y su nulo espíritu conciliador y tolerante, del que hacen gala.

Desde aquí, queremos aprovechar para agradecer a los compañeros de CNT de otros lugares como Motril, Vélez de Benaudallla o de la capital almeriense, que nos han apoyado durante este conflicto con su presencia en las diversas concentraciones que hemos llevado a cabo, así como compañeros de CNT de diversos puntos de España, que han mandado numerosos fax al Ayuntamiento de Adra como muestra de apoyo. Tampoco queremos olvidarnos de los muchos abderitanos que también se han interesado por la situación de estas trabajadoras.

Por otro lado, CNT también quiere denunciar públicamente el uso fraudulento que el Ayuntamiento de Adra realiza de la contratación temporal, como también se ha puesto de manifiesto en estos dos casos, ya que las dos trabajadoras, una con una antigüedad de dos años y medio, y la otra con un año y dos meses, han venido encadenando sucesivamente contratos eventuales sin ser dadas de baja en la seguridad social, y a pesar de desempeñar funciones continuas en la emisora municipal. Por lo que en este sentido, el consistorio no está respetando la normativa laboral existente en este sentido.