14 de octubre de 2010

CNT ante la negociación colectiva del II Convenio Personal Laboral del Ayuntamiento de Adra

El Ayuntamiento de Adra y las centrales sindicales con presencia en el Comité de Empresa UGT, CCOO y CSIF han comenzado a abordar la negociación del II Convenio Colectivo para el Personal Laboral. Este convenio afecta también a los a los trabajadores subrogados por las empresas concesionarias de servicios públicos: limpieza viaria y recogida de basura, mantenimiento de la red de alcantarillado y agua potable y limpieza de edificios de competencia municipal. En las empresas que gestionan estos servicios como en el propio Ayuntamiento la CNT cuenta con secciones sindicales por lo que la central anarcosindicalista tiene la determinación de influir en esta negociación para que se tengan en cuenta las reivindicaciones planteadas por los trabajadores y trabajadoras afiliados a esta central.

En asamblea se presentó el borrador inicial de la plataforma reivindicativa perfilando las reivindicaciones básicas que defenderá la CNT. También se eligió a la comisión que próximamente planteará las reivindicaciones al Concejal de Personal y se encargará de hacer un seguimiento de la negociación.

Para que estas propuestas se recojan en el convenio la CNT tiene el convencimiento que no hay que dejarlas en manos exclusivas de los llamados representantes de los trabajadores. Una negociación en la que cómodamente obtengamos los puntos básicos que aquí exponemos no existe. Para la CNT una negociación en la que la movilización de los trabajadores no exista es limitarse a que te den lo que a la patronal le conviene dar nada más. Negociación- Presión -Negociación así se negocian los convenios dignos. Esperar que los liberados de las centrales sindicales, que ni siente ni padecen las condiciones de trabajo que negocian nos elaboren un convenio macanudo es de ilusos.

Aquí, presentamos las reivindicaciones básicas con la que la central anarcosindicalista pretende mejorar las condiciones de trabajo de quienes consideramos más perjudicados y agraviados por un convenio que favorece descaradamente a quienes más ganan en menoscabo del personal menos cualificado y de quienes trabajamos en empresas concesionarias de servicios públicos.