7 de noviembre de 2010

El TSJA declara improcedente el despido del representante sindical de CNT en el Centro Especial de Emlpeo Murgi.


La entidad asesorada por la FAAM procede al despido de más trabajadores.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía estimado el recurso presentado por la asesoría jurídica de la CNT que ha venido a corregir la sentencia del Juzgado de lo Social nº1 de Almería que declaraba, que la relación laboral del representante de esta central sindical en el Centro Especial de Empleo Murgi se había extinguido por terminación de contrato, no apreciando en aquella ocasión fraude en la contratación temporal y consecuentemente, descartando el despido como cese de la relación laboral como contrariamente había defendido la CNT desde el inicio de este conflicto laboral.

Finalmente el TSJA ha reconocido el carácter indefinido de la relación laboral y por lo tanto el despido, el cual califica como improcedente al no apreciar ningún motivo que justifique la extinción del contrato. Este despido y es una cuestión que queremos recalcar, fue decidida y consensuada tanto por la asesoría jurídica de la Federación Almeriense de Personas con Discapacidad (FAAM), como por la junta directiva de la Asociación Comarcal de Discapacitados Murgi encargada de gestionar el Centro Especial de Empleo. El fallo condena a indemnizar al trabajador con 45 días por año trabajado más el abono de los salarios de tramitación hasta la comunicación de la sentencia lo que va a suponer para las arcas de la asociación un desembolso aproximado de 12.000 euros.

Aunque para la CNT el trasfondo de este despido era terminar con la actividad sindical que fue desarrollando nuestro compañero planteando distintas reivindicaciones relacionadas con la correcta aplicación del convenio colectivo lo cierto es, que tanto para esta central como para el propio trabajador damos por conseguidas parte de nuestras reivindicaciones. Por otro lado, lamentamos que desde el inicio de este conflicto laboral el Centro Especial de Empleo Murgi pretendiera camuflar este despido como una finalización de contrato, actuando con una patente falta de sensibilidad al intentar dejar a un trabajador con una minusvalía del 75% inerme y sin ningún tipo de protección frente a un despido.

Lamentablemente esta sentencia no cierra de forma definitiva el conflicto laboral entre Murgi y CNT sino que lo reabre. De nuevo el asesoramiento jurídico de la FAAM pasa por el despido de trabajadores. En esta ocasión se pretende la amortización de dos puestos de trabajo en el taller de serigrafía, la otra actividad que desarrolla el centro junto con el servicio de vigilancia del parking del Hospital de Poniente. Estos despidos van a suponer prácticamente el cierre paulatino del taller de serigrafía al afectar estos despidos a trabajadores cualificados del área de producción.

Desde CNT tenemos el convencimiento que estos despidos están favorecidos por la nueva reforma laboral que propicia que las empresas pretendan acogerse a esta modalidad de despido barato sin tener que demostrar de una forma rigurosa que existen causas objetivas para la amortización de empleo. Las inverosimilitud de el informe de pérdidas ofrecida a los trabajadores afectados contrasta, con el reciente cambio de la sede social de la asociación a pleno centro de El Ejido o con la concesión por parte del Ayuntamiento en el año 2009 de unos terrenos de 926m2 en el boulevard de Santa María del Águila destinados, a la construcción de un centro polivalente. Este proyecto, cuenta con una subvención de Ibercaja de 60.000 euros es donde la entidad pretende instalar su sede administrativa, el centro especial de empleo y al mismo tiempo diversificar su oferta de servicios. Todo esto, no cuadra con una situación económica negativa, como tampoco cuadra que prefieran indemnizar con 12.000 euros al trabajador despedido de forma improcedente en vez de optar por su readmisión.

Por todo ello la CNT en el ámbito jurídico ya ha tramitado la preceptiva demanda de conciliación por despido improcedente que se celebrará el próximo día 15 de noviembre aunque creemos que a priori, no será posible la conciliación de intereses y estos despidos se terminarán resolviendo en los Tribunales de Justicia. Paralelamente y en el terreno de la acción sindical esta central anuncia ya un calendario de movilizaciones para denunciar públicamente estas prácticas con concentraciones tanto en la sede del Centro Especial de Empleo en El Ejido como en la sede de la FAAM. en Almería. Al mismo tiempo desde la CNT se van a iniciar los trámites adecuados para que la Consejería de Empleo y Bienestar Social revise la política de subvenciones que esta entidad recibe por si estuvieran incurriendo en algún tipo de fraude incompatible con la destrucción de empleo.

Para CNT esta política de despidos pone en evidencia el discurso oficial no sólo de Murgi sino también, de los asesores y directivos de la FAAM, que son quienes en última instancia, asesoran en materia jurídico-laboral a las entidades federadas. Lamentamos sinceramente que ante la posibilidad de adoptar otro tipo de medidas para paliar los efectos que el actual panorama de crisis económica pudiera tener sobre el Centro Especial de Empleo prefieran el despido de estos trabajadores. Esta decisión pone en entredicho tanto la sensibilidad de los directivos de la FAAM, como la de los de los directivos de la Asociación de Discapacitados Murgi que lo gestionan y empañan en parte, la labor por que por este colectivo realizan desde hace tiempo.

Desde CNT esperamos que tanto la FAAM como la junta directiva de la Asociación Comarcal de Discapacitados Murgi recapaciten y replanteen sus posicionamientos iniciales buscando otras soluciones que no pasen por la destrucción de puestos de trabajo. En definitiva que readmitan a los despedidos, teniendo presente, tal y como es su cometido la integración de las personas discapacitadas en el mercado de trabajo que actualmente, y dentro de la coyuntura económica se encuentra con unas circunstancias más desfavorables para conseguir empleo.