22 de agosto de 2011

CNT convoca huelga indefinida en el servicio de limpieza viaria y recogida de basura del municipio de Adra a patir del día 6 de Septiembre.


La decisión de convocatoria de huelga está motivada por el hartazgo de los trabajadores ante las dilaciones e incumplimientos de CESPA en el compromiso de actualizar las nóminas y liquidar los atrasos generados a pesar de haber reducido en un 25% la cuantía de lo adeudado en el periodo transcurrido desde el año 2006 hasta el año 2010


Los trabajadores también se concentrarán los días 23 y 25 de agosto en la Plaza Puerta del Mar. Consideran que el Ayuntamiento está obstruyendo que la concesionaria cumpla lo establecido en el Convenio Colectivo.


Desde el Sindicato de Servicios Públicos de la CNT de Adra comunicamos públicamente, la convocatoria de huelga en CESPA S.A., empresa concesionaria del servicio público de limpieza viaria y recogida de basura del municipio de Adra. La huelga esta motivada por el hartazgo de los trabajadores de la plantilla ante las dilaciones e incumplimientos adquiridos con esta central sindical para la actualización de las nóminas y liquidación de atrasos generados durante el año 2011. Este conflicto está relacionado con la sentencia del Juzgado de lo Social nº 4 de Almería, refrendada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía al estimar, la demanda de impugnación, que en su día interpuso la sección sindical de CNT en CESPA contra el pacto que de forma fraudulenta, como han demostrado ambos Tribunales de Justicia, Ayuntamiento, UGT, CCOO, y CSIF firmaron para eliminar la cláusula de revisión salarial del convenio colectivo en vigor en un intento, de evitar subidas salariales iguales al IPC real, en las nóminas de los trabajadores. También se han convocado dos concentraciones en la Plaza Puerta del Mar los días 23 y 25 de agosto a partir de las 12:30 para denunciar esta situación que se prolonga demasiado en el tiempo y publicitar entre los vecinos esta decisión a la que nos han abocado.

Desde CNT lamentamos que después de tener encauzada la negociación con CESPA S.A. para poner fin a este conflicto y los trabajadores votaran en asamblea concesiones importantes como la de haber consentido una reducción del 25% en las cantidades adeudadas entre los años 2006, 2007, 2008, 2009 y 2010 mediante la firma de pactos individuales que ponían fin a la reclamaciones de cantidad interpuestas por vía judicial CESPA, vuelve a dilatar la actualización de las nóminas y la liquidación de los atrasos generados en los meses de 2011, con el pretexto ahora, de la negociación del II Convenio Colectivo para el Personal Laboral del Ayuntamiento, convenio que es de aplicación al personal que presta servicios en las empresas concesionarias de servicios públicos y que terminó su vigencia en diciembre de 2009, lo que ha terminado por indignar a los trabajadores que han hecho concesiones económicas a cambio de nada.


Sin embargo, desde CNT consideramos que este pretexto, no tiene ningún fundamento jurídico, ya que las tablas salariales del II Convenio Colectivo deben partir de las tablas salariales consolidadas en el convenio anterior y mientras se negocia este. Tablas salariales que estamos reivindicando y que son, las resultantes, de ir incrementando en las subidas salariales anuales durante el periodo de vigencia del mismo, es decir, desde enero de 2005 hasta diciembre de 2009 lo establecido en la cláusula de revisión que dispone que las revisiones salariales debieron realizarse en función de los IPC reales de cada año y, en todo caso, cuando estos fueran menores, según los IPC previstos por la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Esto traducido a cifras quiere decir que, el salario de los trabajadores debió experimentar un incremento para el año 2006 del 2,7%; para el año 2007 4,2%; para el año 2008 un 2%; y para el año 2009 otro 2% quedando de esta manera, configurada la tabla salarial del convenio colectivo que expiró en diciembre de 2009. Estas tablas salariales son las que tienen que aplicar tanto el Ayuntamiento de Adra como las empresas concesionarias afectadas por este convenio como es el caso de CESPA. Estos porcentajes, traducidos a la nómina significan que un colectivo como el de los barrenderos por ejemplo, está siendo retribuido 50 € brutos mensuales por debajo de lo pactado en el convenio colectivo, un peón de recogida de residuos sólidos urbanos nocturno unos 60 € aproximadamente y un conductor de recogida de noche unos 70 € brutos aproximados.

Aunque la regularización de las nóminas y la liquidación de atrasos es el objetivo principal de esta convocatoria de huelga no es la única reivindicación planteada. CESPA adeuda más cantidades. Por ejemplo también reivindicamos la liquidación de las prestaciones sociales solicitadas por los trabajadores durante el año 2010 que según lo establecido en el Reglamento de Acción Social del Convenio Colectivo debieron ser saldadas en febrero de este año y siguen sin ser liquidadas. También reclamamos el restablecimiento del Complemento Personal de 36 euros a todos los oficiales conductores de camión que de forma paulatina y arbitraria la empresa ha ido suprimiendo de su nómina.

El preaviso de convocatoria de huelga fue presentado el día 18 dentro de los días preceptivos de antelación tanto a la Autoridad Laboral, CESPA y al Ayuntamiento de Adra, designándose un Comité de Huelga que será el órgano de representación de los trabajadores en conflicto. Desde el Comité de Huelga consideramos que hay margen para la negociación y flexibilidad por parte de los trabajadores, lo que no podemos aceptar es ir posponiendo este asunto indefinidamente en el tiempo. El SERCLA ya ha convocado a las partes implicadas el día 1 de septiembre para intentar llegar a un acuerdo que permita la desconvocatoria de esta huelga.

Por otra parte comentar que la convocatoria de huelga en unas fechas tan señaladas para los abderitanos como es la Feria y Fiestas Patronales no responde a una voluntad por parte de los trabajadores de un servicio público tan esencial como este de dañar la imagen de la ciudad o fastidiar las fiestas a nuestros convecinos. Llevamos desde el año 2006 reivindicando y luchando para que se reconozcan nuestros derechos económicos y se nos retribuya según lo fijado en el convenio colectivo. Tenemos informes favorables de la Inspección Provincial de Trabajo, sentencias judiciales, tanto de los Juzgados de lo Social de Almería como de la propia Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, nos hemos rebajado en un 25% el montante de las cantidades que nos debe la empresa y aún así, tanto la empresa como los responsables políticos del Ayuntamiento de Adra no afrontan una realidad que le es ineludible. Por lo tanto, responsabilizamos al equipo de Gobierno de Mari Carmen Crespo de esta situación y de esta convocatoria de huelga como forma de llamar la atención y decir basta ya a un conflicto laboral que desconoce la mayoría de la opinión pública. Al mismo tiempo, desde el Comité de Huelga tendemos la mano y apelamos a esos mismos actores, al sentido de la responsabilidad para afrontar una negociación sin trampas ni mentiras, que permita alcanzar un acuerdo para la desconvocatoria de esta huelga. Entendemos que el camino del diálogo sincero, y no la táctica de amedrentar a los trabajadores, como ha podido constatar este Comité de Huelga, es el camino para la resolución de este conflicto y no en cambio, el de intimidarlos para intentar que no ejerzan un derecho constitucional que ha costado mucho conseguir como es, el derecho de huelga.

Volvemos a reiterar, para dejarlo bien claro a la opinión pública, que el objetivo de esta huelga es reivindicar los salarios y cantidades establecidas en convenio. No entendemos como es posible que los vecinos de Adra paguemos religiosamente las tasas municipales por recogida de basura y a los trabajadores de este servicio público se les adeude cantidades y se les retribuya por debajo de lo establecido. Lamentamos sinceramente, las molestias que esta huelga pudiera ocasionar a nuestros vecinos y paisanos pero no nos están dejando más alternativas que la movilización y el uso legítimo del derecho de huelga para desbloquear este conflicto laboral.