27 de julio de 2012

El Ayuntamiento de Adra retira por la fuerza paneles con propaganda de CNT en contra de la política de recortes del Gobierno


La central anarcosindicalista  denuncia que  la pretensión del consistorio de cobrar tasas por la difusión   de  propaganda de interés social es solo un pretexto para obstaculizar  el derecho a la libertad de expresión 





Desde la Confederación Nacional del Trabajo de Adra denunciamos públicamente la actitud prepotente y totalitaria del actual equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Adra que ha  procedido, de una forma totalmente arbitraria  a  la retirada de la vía pública de paneles con cartelería en contra de los recortes sociales del gobierno.

Desde CNT lamentamos  la decisión de la edil Carmen Belén López Zapata competente en esta materia, y la interpretación torcidera que hace de las ordenanzas municipales para obstaculizar e impedir desde su posición, la trasmisión de ideas distintas a las suyas y la difusión de actos de denuncia de la política de  de recortes del actual gobierno del PP. Esta línea  autoritaria es una tendencia coincidente con la creciente contestación  social a la política de recortes y pérdida de derechos puesta en marcha por el gobierno de Rajoy  que parece que el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento pretende minimizar en Adra.

Este punto de inflexión lo venimos percibiendo desde la retirada en su día de paneles difundiendo  la convocatoria de actos contrarios a la reforma  laboral, prolegómenos de la convocatoria de la pasada huelga general. El pretexto aludido en aquella ocasión por el Ayuntamiento era que según la ordenanza de protección de los bienes de dominio público, antes de la colocación de paneles en la vía pública debíamos comunicarlo previamente. A pesar que este trámite no había sido exigido con anterioridad, esta central sindical  procedió a comunicar previamente  la colocación en la vía pública de paneles que finalmente sacamos a la calle difundiendo la anterior convocatoria de huelga general del 29 de septiembre. Ahora, con las mismas ordenanzas municipales vigentes, la concejala competente en materia de seguridad  esgrime la ordenanza reguladora de tasas por otorgamiento de liciencias urbanísticas exigidas por la legislación del suelo y ordenación urbana para  reclamarnos una tasa de 120 euros  por  la colocación de 10 paneles con cartelería en contra de los recortes sociales y la difusión de una serie de actos públicos de denuncia de estas políticas confundiendo, de una manera absolutamente interesada, las tasas establecidas para la instalación de carteles publicitarios donde se promociona una actividad mercantil con la instalación de carteles con propaganda de interés político-social  amparado por la constitución.

A pesar de los intentos infructuosos de representantes de CNT de hablar personalmente con la edil competente en esta cuestión se procedió a dejar constancia por escrito de estas salvedades comunicando que no era procedente cobrar ningún tipo de tasa por este motivo siendo la respuesta del Ayuntamiento  el secuestro arbitrario del 80% de los paneles que ya habíamos colocado en la vía pública. 

Con esta actitud lo que están demostrando es precisamente lo que estamos denunciando, por un lado, no nos sancionan al no abonar ninguna tasa por que saben que con las ordenanzas que esgrimen no procede sancionar la colocación de paneles con propaganda de interés social y por otro, parece que molesta  que se difunda libremente propaganda que  cuestione la política de recortes del gobierno de Rajoy por lo que proceden a retirar los paneles de las vías más transitadas del municipio.

Para CNT esta actuación es doblemente lamentable porque demuestran el poco talante democrático que profesa quienes toman estas decisiones y por otro, no deja de ser una  utilización partidista y cobarde de los empleados públicos del Ayuntamiento, encomendándoles  tareas que  no corresponden a los  intereses generales de la población sino a intereses partidistas.

Este celo practicado con la CNT y otros movimientos contestatarios contrasta con la libertad que gozan otras entidades o particulares que vienen   utilizando el espacio público para publicitar todo tipo de eventos de carácter lúdico y comercial y por los cuales el Ayuntamiento, ni exige  el pago de tasas que por esta cuestión corresponde, ni exige comunicación previa a su colocación y mucho menos, ha procedido a su retirada de la vía pública cuando no se da las condiciones mencionadas.

Para  CNT es inadmisible que  una institución tan próxima a los ciudadanos se esté comportando de una manera tan miserable y exigimos una rectificación que esperamos que sea voluntaria para no tener que agotar la vía administrativa y esta cuestión no se dirima  en los juzgados de lo contencioso administrativo, permitiendo  ahorrar recursos humanos y económicos al consistorio tan sensible al  ahorro de recursos públicos.