4 de enero de 2013

EL CNT VALORA DE FORMA NEGATIVA LA DESCONVOCATORIA DE HUELGA EN EL SECTOR DEL MANIPULADO ALMERIENSE



 El acuerdo alcanzado en el SERCLA evidencia la claudicación ante las pretensiones de la patronal

El nuevo Convenio Colectivo rebaja aún más los derechos laborales de los trabajadores de sector y significa una nueva bajada de pantalones por parte de CCOO y UGT.


Desde la CNT de Adra valoramos de forma negativa la desconvocatoria de huelga en el sector del manipulado y envasado de frutas y hortalizas prevista para los días 17, 18, y 19 de diciembre. La desconvocatoria de huelga se produce tras la firma en el SERCLA de un acuerdo que va a suponer un empeoramiento  de las condiciones laborales pactadas en el anterior convenio provincial.

Por una parte se ha renunciado a la revalorización de los salarios lo que supone una pérdida del poder adquisitivo ya que se han pactado subidas salariales por debajo del IPC, firmándose aumentos irrisorios de un 0,6% para los dos primeros años y un 0,8 % para el último, con restricciones y sin retroactividad. Es una vergüenza que en un sector económico pujante, con pingües beneficios y en permanente expansión  la patronal  haya logrado maximizar sus plusvalías a costa de reducir aún más los costes salariales.

También se ha aceptado una merma en el plus de antigüedad lo que va a suponer que en el futuro nadie reciba retribuciones por este complemento personal  ya que existe una propensión a eliminar a las trabajadoras fijas discontinuas y sustituirlas por personal eventual. Esta tendencia queda reforzada con el acuerdo alcanzado al extender de 2 a 3 las campañas necesarias para adquirir la condición de fija-discontinua. Otro concepto salarial que va a sufrir restricciones es el plus de transporte.

En definitiva, las aproximadamente 25.000 trabajadores en su mayoría mujeres que trabajan en el sector del manipulado y envasado de hortalizas  van a ver empeoradas sus condiciones laborales  en un sector de la economía almeriense dinámico y ajeno a las pérdidas con las que   la crisis está azotando  otros sectores económicos.

Para CNT la desconvocatoria de huelga evidencia que el actual sistema de representación sindical tiene más vicios que ventajas para los trabajadores. Ninguno de los representantes sindicales firmantes va a padecer las condiciones de trabajo del nuevo convenio, ni el Secretario General de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT ni su homónimo en CCOO van a trabajar 12 horas a poco más de 6,35 € brutas paga extras incluidas. Hacen y deshacen sin  el concurso ni la participación de los trabajadores a los que se les mantiene al margen, excepto cuando se trata de la convocatoria de elecciones sindicales, momento en el que las subvenciones están en juego y único período donde se alienta a los trabajadores a la participación para después relegarlos a ser meras marionetas que no deciden nada,   a las que convocan y desconvocan para firmar una pérdida de derechos sin tan siquiera emprender movilizaciones de calado.

La huelga sectorial que ha terminado desconvocando UGT y CCOO  hubiera servido para concienciar a las trabajadoras de que es luchando como pueden  mejorar sus condiciones de trabajo y eso no interesa, ni al sindicalismo oficial acostumbrado a resolver conflictos en los despachos con  oportunas bajadas de pantalones propias y ajenas ni a la  patronal, que hubiera tenido que ceder al comprender  que sin el concurso de estas más de 25.000 trabajadoras, no podían seguir haciendo negocio.

Desde CNT defendemos  otra forma de hacer sindicalismo. Sin subvenciones que te condicionan; un sindicalismo en el que sean los propios trabajadores\as a través de sus secciones sindicales y asambleas de empresa quienes se erijan en sus propios representantes, eligiendo portavoces cuando haya problemas en los centros de trabajo pero sin la mediación de comités ni liberados sindicales que terminan defendiendo en no pocas ocasiones intereses ajenos al de los trabajadores\as que representan.  El sindicalismo oficial profesa la misma  praxis de los partidos  políticos cuando nos piden el voto. Una vez en el poder  ya no decidimos nada, y  se olvidan de la opinión  de quien les han votado. Esto es una perversión de la democracia.


A pesar de todo, animamos a las trabajadoras y trabajadores a no resignarse. La CNT  te pide  que en la empresa te organices en secciones sindicales participando activamente en la construcción y defensa de los pocos derechos  que nos quedan porque a pesar de las precarias condiciones de trabajo que nos deja el convenio lamentablemente,  habrá empresas que ni siquiera  respeten lo pactado y porque es necesario consolidar otro modelo sindical donde los trabajadores tengamos poder de decidir lo que queremos, desde abajo hacia arriba y no a la inversa.