25 de mayo de 2016

CNT denuncia abandono y falta de medios adecuados en el servicio público de limpieza viaria y recogida de basura del Ayuntamiento de Adra

Las secciones sindicales de CNT y USO se concentraron frente al consistorio para reivindicar la renovación de unos vehículos de limpieza muy deteriorados

Desde la sección sindical de CNT en el Ayuntamiento de Adra, venimos denunciando, desde hace tiempo, el deterioro de la flota de vehículos de limpieza viaria concretamente, la de los camiones de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU) y vehículos auxiliares o vehículos satélite. Con una recaudación anual de 2.070.000 € en concepto de tasas por recogida de basura, es inadmisible que el PP que gobierna el Consistorio, no contemple en la elaboración de los presupuestos municipales para 2016 la compra de nuevos vehículos que garanticen un servicio de limpieza viaria público, óptimo, y de calidad. También echamos de menos que, entre los distintos grupos de la oposición, no se requiera con mucho más énfasis las inversiones que reclamamos los trabajadores de este servicio desde hace tiempo.

Desde que se volvió a municipalizar este servicio, tras las controversias con la anterior empresa adjudicataria en julio del año 2013, el Ayuntamiento no ha mostrado una determinación clara de apostar por la gestión pública del servicio de limpieza viaria y RSU dejando que este se deteriore de forma alarmante. Un hecho que contradice la actuación inicial del PP de rescatar limpieza viaria y recogida de basura, ya que la falta de personal adecuado y la nula renovación de maquinaria fueron entre otros, argumentos esgrimidos para denunciar el incumplimiento del contrato y municipalizar de nuevo el servicio. Desde CNT reivindicamos una postura coherente con la municipalización y exigimos una inversión adecuada y la renovación paulatina de la flota de camiones de recogida de basura y de los vehículos auxiliares que son, sin duda, los más viejos de toda la provincia de Almería.

Desde la sección sindical de CNT consideramos que con los ingresos que proporcionan las tasas por recogida de basura se debe, paulatinamente, adquirir nuevos vehículos que evidencien una apuesta decidida por una gestión municipal y de calidad, una cuestión que, actualmente, no es posible ofrecer a la ciudadanía por el deterioro alarmante de los vehículos. A la constante sangría de dinero público en pequeñas y no tan pequeñas reparaciones para ir parcheando, se suma el continuo vertido de lixiviados en la calzada que se puede apreciar en distintas calles de la ciudad, una imagen que dejan en entredicho la calidad del servicio. En definitiva, de la falta de recursos adecuados en esta área, se derivan un cúmulo de problemas que menoscaban tanto una prestación adecuada del mismo, como la seguridad de los trabajadores que lo prestan así como, la del resto de usuarios de la vía pública.

Para CNT, un sindicato que lleva en su ADN la autogestión, el estado del servicio no puede pasar desapercibido. Los presupuestos municipales deben incluir como algo perentorio la renovación de la flota de camiones de recogida de basura y de otra maquinaria auxiliar. Con el inicio del verano nos encontraremos con declaraciones grandilocuentes en la prensa de nuestros representantes políticos: Que si "plan de choque”; que si “plan especial de limpieza” etc, declaraciones que no serán más que mentiras si no se inicia desde ya, una política de inversión que corrija todas las deficiencias en este servicio, que venimos denunciando.